Extinción de las deudas tributarias. Prelación de créditos tributarios de una entidad en liquidación

Posted in Noticia

Se pretende conocer la prelación de créditos tributarios cuando una entidad mercantil se encuentra en concurso voluntario de acreedores y en la que se ha abierto la fase de liquidación mediante auto del Juzgado de lo Mercantil.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la Hacienda Pública tiene prelación para el cobro de los créditos tributarios vencidos y no satisfechos en cuanto concurra con otros acreedores excepto que se trate de acreedores de dominio, prenda, hipoteca u otro derecho real debidamente inscrito en el registro correspondiente con anterioridad a la fecha en que se haga constar en el mismo el derecho de la Hacienda Pública. En caso de convenio concursal, los créditos tributarios a los que afecte el convenio, incluidos los derivados de la obligación de realizar pagos a cuenta, quedan sometidos a lo establecido en la Ley Concursal (L 22/2003) (LGT art.77).
No obstante, hay que tener en cuenta que la redacción inicial de este precepto fue modificada sustituyendo la expresión “en caso de concurso” por la de “en caso de convenio concursal”. Esta modificación fue producto de una enmienda (la 331), que argumentaba que mencionar concurso en lugar de convenio concursal podría interpretarse como una pérdida del derecho de prelación de la Hacienda Pública con independencia de la suerte que corriera el procedimiento concursal, interpretación que no resultaría justificada para el caso de que el procedimiento entre en liquidación puesto que en estos supuestos ya no se trata de apoyar la viabilidad futura de la entidad concursada que era la razón última que justificaba la pérdida del privilegio de la Hacienda Pública. De esta forma, la preferencia se mantendría para los supuestos de liquidación, pero no en aquellos en los que se suscriba un convenio concursal que incluya los créditos tributarios.
Visto lo anterior, la interpretación del precepto conectada al antecedente legislativo que supone la enmienda mencionada, lleva a concluir que el derecho de prelación general de la Hacienda Pública establecido en la LGT art.77 rige en plenitud cuando el procedimiento concursal no termine en convenio.