Incidencia del RD 197/2009 en el sector de los agentes de seguros

Posted in Particulares

 

En fecha 4 de marzo de 2009, se publicó en el BOE el RD 197/2009 de 23 de febrero por el que se desarrolla el Estatuto del Trabajo Autónomo en materia de contrato del trabajador autónomo económicamente dependiente y su registro,  y se crea el Registro Estatal de asociaciones profesionales de trabajadores autónomos, y en su Capítulo II se refiere en concreto al Contrato del Trabajador Autónomo en el Sector de los Seguros.

 

No obstante primeramente deberemos concretar la figura del TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente), significando al respecto que se entenderán como tales,  aquellos agentes exclusivos y agentes de seguros vinculados que realizando un actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, dependan económicamente de éste al percibir del mismo, al menos, el 75 % de sus ingresos por rendimientos de trabajo, y además  que cumplan las condiciones establecidas en el art. 11 del Estatuto del Trabajador Autónomo (Ley 20/2007 de 11 de Julio), siendo estas:

§  No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena, ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.

§  No ejecutar su actividad de manera indiferenciada con los trabajadores que presten servicios bajo cualquier modalidad de contratación con el cliente

§  Disponer de infraestructura productiva y material propios, necesarios para el ejercicio de las indicaciones técnicas que pudiese recibir de su  cliente. No se considera a tales efectos que carece de infraestructura la entrega por parte del cliente de la documentación, el material, ni el uso de instrumentos o herramientas, incluidas las telemáticas, que la entidad aseguradora proporcione a los Agentes de Seguros.

§  Desarrollar su actividad con criterios organizativos propios, necesarios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas que pudiese recibir el cliente, entiendo como tales especialmente aquellas que deriven de la normativa interna de suscripción y de cobertura de riesgos de la entidad aseguradora, de la normativa de seguros privados, de la normativa de la LOPD, de blanqueo de capitales u otras disposiciones de obligado cumplimiento.

§  Percibir una contraprestación económica en función del resultado de su actividad.

§  No tener suscritos contratos mercantiles con Auxiliares Externos.

Matizaremos con respecto a la los Auxiliares Externos, que si se encuadran como autónomos y perciben del agente de seguros o del agente vinculado como mínimo un 75 % de los ingresos,  se entenderán los primeros como TRADE. Igualmente indicaremos que aquellos que desarrolle su actividad por mediación de una sociedad mercantil se excluyen del régimen del TRADE.

Delimitado el ámbito de aplicación del TRADE y su figura, señalaremos que entre el mismo y el cliente es necesario formalizar un contrato de Agencia por escrito, que no deberá oponerse  a lo que señala el art. 10 de la Ley 26/2006 de 17 de Julio de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados, y deberá constar necesariamente:

§  La identificación de las partes

§  La precisión de los elementos que configuran la condición de económicamente dependiente del agente de seguros respecto de la aseguradora con la que contrata

§  El objeto y causa del contrato, precisando el contenido de la prestación del TRADE y la determinación de la contraprestación económica o comisiones asumidas por el asegurado en función del resultado.

§  El régimen de la interrupción anual de la actividad (derecho a una interrupción mínima de 18 días al año), del descanso semanal y de los festivos, así como la duración máxima de la jornada de la actividad, incluyendo su distribución semanal si ésta se computa por mes o año . Si la trabajadora autónoma económicamente dependiente es víctima de la violencia de género, deberá contemplarse también la correspondiente distribución semanal y adaptación del horario de la actividad con el objeto de hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral.

§  El acuerdo de interés profesional que, en su caso, sea de aplicación, siempre que el trabajador autónomo económicamente dependiente dé su conformidad de forma expresa. (El acuerdo es aquél que las asociaciones o sindicatos que representan al TRADE y las empresas para las que puedan prestar sus servicios firmen para matizar la prestación de los mismos)

Igualmente el Art. 5 del RD 197/2009, señala unas precisiones respecto al contrato, señalando que en el mismo deberá hacerse constar expresamente la condición de económicamente dependiente del trabajador autónomo respecto del cliente con el que contrata.

Asimismo  las partes del contrato, declararán y expresarán que:

a)     La actividad del trabajador autónomo económicamente dependiente no se ejecutará de manera indiferenciada con los trabajadores que presten servicios bajo cualquier modalidad de contratación laboral por cuenta del cliente.

b)    La actividad se desarrollará por el trabajador autónomo con criterios organizativos propios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas que pudiera recibir de su cliente para la realización de la actividad.

c)     El riesgo y ventura de la actividad será asumido por el trabajador autónomo, que recibirá la contraprestación del cliente en función del resultado de su actividad.

En el contrato también se deberá incluir una declaración del trabajador autónomo sobre los siguientes extremos:

a)     Que los ingresos derivados de las condiciones económicas pactadas en el contrato representan, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.

b)    Que no tiene a su cargo trabajadores por cuenta ajena.

Indicar que, además las partes podrán incluir en el contrato cualquier otra estipulación que consideren oportuna y sea conforme a derecho. En particular, en el contrato se podrá estipular:

§  La fecha de comienzo y duración de la vigencia del contrato y de las respectivas prestaciones.

§  La duración del preaviso con que el trabajador autónomo económicamente dependiente o el cliente han de comunicar a la otra parte su desistimiento o voluntad de extinguir el contrato respectivamente, en virtud de lo establecido en el art. 15.1 d) y f) del Estatuto del Trabajo Autónomo, así como, en su caso, otras causas de extinción o interrupción de conformidad con el art. 15.1.b) y 16.2 del Estatuto del Trabajo Autónomo respectivamente.

§  La cuantía de la indemnización a que, en su caso, tenga derecho el TRADE o el cliente por extinción del contrato, conforme a lo previsto en el art. 15 del Estatuto del Trabajo Autónomo, salvo que tal cuantía venga determinada en el acuerdo de interés profesional aplicable. (las causas por las que puede extinguirse serán: mutuo acuerdo, 

§  La manera en que las partes mejorarán la efectividad de la prevención de riesgos laborales, más allá del derecho del trabajador autónomo económicamente dependiente a su integridad física y a la protección adecuada de su seguridad y salud en el trabajo, así como su formación preventiva de conformidad con en el art. 8 del Estatuto del Trabajo Autónomo.

§  Las condiciones contractuales aplicables en caso de que el trabajador autónomo económicamente dependiente dejase de cumplir con el requisito de dependencia económica.

El contrato firmado deberá ser registrado en el Servicio Público Estatal de Empleo (SPEE)  por el TRADE en el plazo de los 10 días hábiles siguientes a su firma ( excluyen domingos y festivos), comunicando  a la Cía. de Seguros dicho registro en el plazo de cinco días hábiles siguientes al mismo. Si transcurriesen quince días desde el inicio del contrato y no se hubiese formalizado, será la Cía. de Seguros quién lo registrara en el plazo de diez días hábiles siguientes.

Sin perjuicio de poder asistir a los Órganos del Orden Social (SMAC y Juzgados de lo Social) para solucionar los conflictos y discrepancias derivadas del contrato de agencia firmado, se podrán someter las partes  para su solución a la mediación o arbitraje

Los contratos de los agentes de seguros, que se hayan en vigor y firmados con anterioridad al RD que desarrolla la figura del TRADE, deberán adaptarse  salvo que se rescinda, en el plazo de 18 meses desde la entrada en vigor del RD 197/2009 de 23 de febrero, es decir a partir del día 5 de marzo de 2009. Igualmente en aquellos agentes de seguros en que concurra la condición de TRADE deberá de comunicarlo

Para finalizar, indicaremos que la figura del TRADE se diferencia del autónomo general común en los siguientes aspectos:

§  Cotización: El Estatuto del Trabajador Autónomo contempla la posibilidad de que por Ley, puedan establecerse bases de cotización diferentes para los TRADEs.

§  Riesgo Profesional:  En los autónomos tal cobertura es voluntaria, en el TRADE es obligatoria y a su cargo

§  Accidente de trabajo: su concepto respecto del TRADE se aproxima al de trabajador por cuenta ajena.

§  Actividad: el TRADE podrá interrumpir su actividad por causas justificadas o por las fijadas en el contrato sin que se entienda desestimiento voluntario. Serán causas justificadas:

§  Mutuo Acuerdo

§  Necesidad atender responsabilidades familiares urgentes

§  Riesgo grave vida o salud del TRADE

§  Incapacidad temporal , maternidad o paternidad

§  Violencia de género, cuando se haga efectiva la protección

§  Fuerza mayor