Nulidad de una póliza por haberse comunicado con un día de diferencia entre los dos meses y el vencimiento.

Posted in Civil

Aplicando estrictamente el art. 22 de la Ley de Contrato del Seguro, daría la razón a la aseguradora, ya que la oposición a la prórroga debe efectuarse con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso y según el Código Civil (art.5) en los plazos fijados por meses, se computarán de fecha a fecha., lo que significa que en el caso que nos ocupa el 15-12-2008 era el último para que la aseguradora fuera notificada y sin embargo consta que fue el día 16-12-2008 (emisión del fax) cuando se  debe entender efectuada dicha notificación y siendo este un dato objetivo que daría la razón a la aseguradora.

 

Sin perjuicio de lo dicho, cosa distinta sería que la prima que se le comunica para la próxima anualidadad conlleve un incremento de la misma unilateral y que no obedezca a actualizaciones previstas en el contrato suscrito con la aseguradora. En este caso la jurisprudencia es unánime en afirmar que ello necesitaría la aceptación expresa y por escrito del asegurado y por lo tanto de no existir esta aceptación podría en cualquier momento rechazar no ya la prórroga sino lo que supondría un nuevo contrato por modificación de las condiciones .

 

Para concluir, el art.22 de la Ley del Contrato del Seguro, establece que en el supuesto de que se haya pactado la prórroga del contrato a su vencimiento, por el tomador del seguro solo podrá oponerse a la misma avisando de tal oposición con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso. En caso contrario el contrato vincula a ambas partes por el plazo de un año. Ahora bien, tal prórroga evidentemente implica el mantenimiento de las mismas condiciones con las que hasta ese momento había estado vigente el contrato, de modo que si la aseguradora altera dichas condiciones, particularmente el precio del esguro, sin notificárselas previamente al asegurado, éste podrá oponerse a la continuación del contrato en el mismo momento en que tenga conocimiento de la modificación, lo determina la extinción del contrato porque es otro el que se somete a prórroga y no ha sido aceptado, sin que haya, por tanto lugar a entender que el contrato se mantiene vigente y prorrogado por la prima anterior.

 

En definitiva si las condiciones del contrato no han cambiado, el asegurado está obligado a la prórroga del mismo por incumplimiento del plazo de preaviso.

 

Otra cosa ya sería en la práctica, devolver el recibo y esperar a que reclamen judicialmente.